//
you're reading...
ecologismo, ideas decoración, obras, reformas, sostenibilidad

Decálogo previo a una reforma III

Aquí llega la última “entrega” de nuestro decálogo. Continuaremos con aquellos aspectos que debemos tener en cuenta antes y durante la realización de una reforma, que ya empezamos a ver en el primer y segundo post dedicados a este tema.

Los últimos cuatro aspectos que comentaremos son:

7. Ayudas económicas

Las administraciones públicas conceden ayudas en obras y en renovación de instalaciones, especialmente si representan un ahorro a nivel energético. Pero como las ayudas varían dependiendo de la comunidad autónoma y de la situación económica del país (que en este momento no es muy buena); lo mejor que podéis hacer es consultar en el ayuntamiento de vuestra localidad, la administración competente en vivienda de vuestra comunidad autónoma y en hacienda, para saber qué ayudas, subvenciones o ventajas fiscales podéis obtener por realizar reformas.

Esta gestión debéis hacerla antes de contratar al profesional que os realice la reforma para que sepáis qué condiciones se tienen que cumplir para conseguir las ayudas (tipo de materiales utilizados, plazos en los que se asignan las ayudas, permisos, etc…).

8. Mejoras energéticas

Es aconsejable plantearse sistemas de mejora energética ya que suponen un ahorro a la larga. Estas mejoras energéticas se pueden clasificar como activas o pasivas.

Las mejoras pasivas serían: diseño teniendo en cuenta la orientación y situación geográfica de la vivienda, aislamiento térmico de fachadas y tejados, renovación de ventanas y puertas eligiendo carpintería con rotura de puente térmico, captadores solares…

Las mejoras activas serían: elección de electrodomésticos con calificación A++, utilización de energías renovables como la instalación de placas térmicas solares para el calentamiento del agua, utilización de lámparas LED o de bajo consumo energético, instalar aireadores en los grifos para reducir el consumo de agua, instalar inodoros con cisterna de doble descarga, utilizar colores claros para pintar las paredes puesto que aportan más luminosidad y mejor distribución de la luz…

Por supuesto, las medidas que podéis adoptar dependerán del tipo de vivienda que tengáis (si es un piso o una casa), de la reforma a realizar y del presupuesto. Aunque hay algunas acciones que pueden representar una inversión económica superior en el momento de su instalación, a la larga representan un ahorro considerable. Es importante que los profesionales en la materia (materiales de aislamiento, energías renovables, etc.) os hagan un cálculo del ahorro futuro.

9. Elección de materiales ecológicos

Si os preocupa el medioambiente podéis considerar la utilización de materiales ecológicos no derivados del petróleo, no solo por el respecto al medioambiente sino porque estos suponen una mejora de la salud de la vivienda y sus habitantes. Existen todo tipo de materiales ecológicos (morteros, maderas, tuberías, pinturas, etc.).

Aunque podéis encontrar mucha información en la red, yo os remito a un blog que habla sobre el tema aquí y a la Guía de la Construcción Sostenible

10. Supervisión de la obra

Este es mi último consejo, pero no por ello el menos importante, al contrario, creo que es vital para que la reforma finalice bien que superviséis las obras personalmente. Aunque al preparar las propuestas de reforma y realizar el presupuesto habléis al detalle de lo que queréis hacer, dónde colocar los diversos elementos y los materiales que queréis; a lo largo de la obra surgen infinidad de cuestiones que, a priori, os pueden parecer una tontería pero que una vez estáis viviendo en el piso son muy importantes. Cuántas luces queréis en cada estancia, dónde estarán colocadas, a qué altura se colocan los enchufes, cuántos necesitáis, hacia dónde tienen que abrir las ventanas (puede parecer tonto pero una vez instalados los muebles es posible que sí que cobre importancia), dónde queréis colocar el aire acondicionado, a qué altura tiene que estar el lavamanos o el extractor de humos de la cocina, etc.

Yo os recomiendo que hagáis una reunión con los operarios que harán la reforma en el piso justo el día que se inicia la obra y luego, si no podéis pasar cada día a supervisar la reforma, lo hagáis cada dos o tres días, sobre todo cuando empiecen a realizar las instalaciones de luz y gas.

Espero que disfrutéis de vuestra reforma!!

 

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 148 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: